Categories
Sin categorizar

Los diez principales errores que las partes cometen durante el proceso de arbitraje

A nadie le gusta perder, independientemente de que sea el demandante o el demandado. Pero cuando un miembro de la DRC pierde un caso simplemente porque no logró explicar y documentar adecuadamente su posición, puede ser una experiencia frustrante.

En un esfuerzo por ayudar a los miembros de la DRC a prepararse para la mediación o el arbitraje, hemos compilado la siguiente lista de cosas que las empresas suelen pasar por alto o que simplemente consideran poco importantes. Hemos visto casos que podrían haber ido en una dirección diferente si las partes hubieran prestado más atención y se hubieran tomado el tiempo para explicar y documentar mejor su caso al árbitro. A continuación, encontrará nuestra lista de los diez errores principales que debe evitar al preparar o defender su caso:

  • No incluir lo que ha aprendido durante el proceso de mediación informal (demanda informal) previo al proceso de arbitraje. A menudo se descubren puntos importantes durante el intercambio informal de información, sin embargo, el árbitro no tiene acceso a los argumentos o presentaciones de la mediación informal. Es su trabajo explicar cada detalle de la transacción para que el árbitro no tenga que llenar ningún vacío. 
  • No incluir una declaración o presentación del comprador o vendedor involucrado en la transacción con respecto a los eventos que ocurrieron. Si no tiene información de primera mano, sus comentarios pueden tomarse como rumores y no como conocimiento directo de lo que sucedió. 
  • No aclarar o negar los comentarios o declaraciones de la otra parte. Debe negar y/o refutar cualquier posición con la que no esté de acuerdo. Si tiene dudas sobre el peso de su evidencia (fax, correo electrónico, etc.) como respuesta a la presentación de la otra parte, proporcione una declaración jurada junto con ella. 
  • No presentar las pruebas que respalden sus alegaciones. Cuando las partes no están de acuerdo, es la evidencia que el árbitro debe considerar para llegar a una decisión.
  • No proporcionar documentos legibles y no etiquetar las pruebas consecutivamente para facilitar la referencia por parte del árbitro.  
  • No proporcionar evidencia de que un documento o un acuerdo fue enviado por fax o correo electrónico, como una confirmación de envío de fax, una confirmación de correo electrónico, o la respuesta de la otra parte a tales comunicaciones.
  • No proporcionar una relación de ventas cuando el producto se manejó para la cuenta de alguien. Hemos visto casos en los que el demandado aportó claramente pruebas del incumplimiento del contrato, pero no proporcionó ninguna base sobre la cual se realizó la remesa. 
  • No proporcionar una relación detallada de las ventas. Una relación de ventas debe incluir la fecha, el monto y el precio en que se vendió el producto para cada lote (hacer referencia a la factura o recibo de la venta es de beneficio adicional). No proporcionar las facturas de los gastos, como la factura de flete, la factura de inspección, la factura de almacenamiento, los gastos de aduana y cualquier otro gasto acordado.
  • No solicitar una audiencia cuando usted cree que debe ser escuchado por un árbitro. Si cree que no puede presentar su caso adecuadamente por escrito, tiene derecho a solicitar una audiencia sobre reclamos superiores a US$15,000.
  • No estar dispuesto a pagar la cantidad no disputada antes de que el expediente vaya a arbitraje. Esto resultará en un aumento de las tarifas de presentación, intereses si se otorgan y, en algunos casos, puede influir en la distribución de honorarios e intereses por parte del árbitro si considera que la cantidad retenida es abusiva. 

 

Antes de iniciar el proceso de arbitraje, el personal de la DRC puede ayudarlo con lo que necesita para presentar o defender su caso. Una vez en el arbitraje, el personal de la DRC solo puede proporcionar orientación sobre cuestiones de procedimiento. Por otro lado, en un arbitraje expedito (reclamaciones inferiores a US$50,000), el árbitro generalmente basará su decisión en las presentaciones de las partes y rara vez se pondrá en contacto con las partes para obtener aclaraciones o información adicional. Sin embargo, en el arbitraje formal o cuando se ha solicitado una audiencia, el árbitro le dará todas las oportunidades para presentar un caso claro y conciso. Si cree que no puede presentar o defender su caso adecuadamente, le recomendamos encarecidamente que busque asistencia legal o resuelva el caso antes de que vaya a arbitraje.