Artículo de autor invitado – Evitar pérdidas por falta de pago

| DRC

Aaron Tiger, Socio, Tiger Banon Inc.

Derecho Mercantil, Litigio e Insolvencia

Montreal, Canadá

Los puntos de vista y opiniones expresadas aquí son los del autor, Aaron Tiger, del despacho de abogados Tiger Banon Inc., de Montreal, Canadá, y no necesariamente reflejan los puntos de vista y opiniones de la DRC.

En nuestro despacho a menudo se nos pregunta cómo evitar involucrarse en una transacción en donde el comprador del producto agrícola no es una persona de buena fe y no tiene intención de pagar por el producto. En la situación en la que el comprador tiene la intención de actuar de mala fe, es el vendedor quien debe protegerse contra el comprador de mala fe.

A continuación, se presenta algunas recomendaciones para protegerse en contra de una de estas situaciones:

  1. Realice una búsqueda de crédito y/o informe adecuado. Si bien las diversas agencias de calificación crediticia, como el Libro Azul, hacen su mejor esfuerzo, podría ser una buena idea ponerse en contacto con una agencia de investigación crediticia local en la jurisdicción del comprador, para determinar la solvencia del comprador. Las preguntas clave para hacer incluyen:
  • ¿Cuánto tiempo ha estado la compañía en el negocio?
  • ¿Quién es la persona real detrás de la empresa y qué se sabe sobre esa persona?
  • ¿Tiene la compañía un historial de crédito real que se remonte a un tiempo razonable en la industria?
  • ¿El vendedor investigó las referencias de crédito? Hemos visto casos en los que las referencias de crédito también fueron aprovechadas por personas; sin embargo, el vendedor nunca contactó con las referencias de crédito.

También llame a la DRC antes de enviar el producto. Ellos están bien informados sobre las personas involucradas en la industria.

  1. Establezca un límite de crédito. Es preferible perder dinero por solo una carga en lugar de múltiples cargas. Hasta que se reciba un pago real de un comprador relativamente desconocido, se debe establecer un límite de crédito. Recuerde, algunos compradores inescrupulosos pagarán una carga o dos para establecer una relación y luego obtendrán más cargas que no serán pagadas. Recuerde que un cheque no es un pago hasta que se haya abonado en su cuenta bancaria. Un cheque del banco de un comprador extranjero a un vendedor estadounidense puede requerir 30 días para abonarse en la cuenta bancaria del comprador.

Si tiene alguna duda, solicite un giro bancario y confirme la autenticidad del giro con el banco emisor, o espere hasta que su banco confirme que el cheque ha sido cubierto antes de despachar otro envío. Si el comprador le informa que se ha enviado un cheque, o le envía una copia del cheque, o le dice que no entiende por qué no recibió el cheque, considere postergar cualquier otro envío hasta que se reciba una confirmación de pago real.  Establezca un límite de crédito para minimizar las pérdidas.

  1. El fideicomiso PACA no se aplica en Canadá. En la mayoría de las jurisdicciones de Canadá, se debe registrar un fideicomiso o derecho de retención o una garantía móvil (en Quebec, un “hypothec”) antes de que se realicen los envíos. Esta seguridad definitivamente no es tan fuerte como PACA, pero puede resultar de cierta protección. Es recomendable ponerse en contacto con un abogado en la jurisdicción donde el comprador realiza sus actividades comerciales para determinar qué tipo de seguridad podría otorgarse a los activos del comprador para proteger su reclamo futuro.
  2. Si cree que ha sido víctima de un comprador de mala fe, comuníquese con su asociación comercial, las compañías de calificación crediticia o con un abogado en la jurisdicción donde el comprador realiza negocios lo antes posible. Cuanto más se espere, menos posibilidades hay de recuperación. Además, el comprador de mala fe seguirá aprovechándose de más víctimas.
  3. Compre seguro.

Si realiza envíos a una jurisdicción extranjera, hay compañías que aseguran el pago, si el problema es la falta de pago y no un problema con el producto. La DRC puede asesorarle acerca de las empresas que brindan esta cobertura.

SI USTED HA SIDO VÍCTIMA DE UNA TRANSACCIÓN DE ESTE TIPO, HAY CIERTAS MEDIDAS QUE PUEDE TOMAR;

  1. Si el proveedor es miembro de la DRC, puede ponerse en contacto con la DRC para presentar una reclamación. La DRC puede proporcionar la resolución de esa reclamación a través de su proceso de arbitraje si el comprador también es miembro de la DRC.

Si se produce un arbitraje y el comprador no cumpla con la decisión y el laudo arbitral, el siguiente paso es ponerse en contacto con un abogado en Canadá para verificar si existe la opción de hacer cumplir con el laudo arbitral por medio de la corte. Desafortunadamente, en muchos casos, para el momento en que se otorga el laudo a través de la DRC, el comprador ya no está en operaciones y no se encuentra por ningún lado.

  1. Póngase en contacto con la policía local y el FBI.

Es posible que las autoridades no puedan hacer mucho en estos casos por muchas razones, debido a la superposición de jurisdicciones y al hecho de que los tribunales a menudo se han mostrado reacios a intervenir en una transacción comercial. En muchos casos, los tribunales pueden considerar que, en circunstancias en las que un proveedor vendió mercancías y no se le pagó, la falta de pago puede considerarse un asunto civil entre las partes y no un asunto del sistema de justicia penal. Aun así, es importante presentar una reclamación que pueda evitar que se repita la situación a otra víctima.

  1. Busque el consejo de un abogado local en la jurisdicción del comprador.

Si el comprador todavía está operando, el asesor legal local puede tomar una acción civil para recuperar algo, pero el vendedor debe actuar lo más rápido posible una vez que sepa lo que sucedió.

Esperamos que lo anterior sea de utilidad para usted. Para resumir los puntos más importantes: acuérdese siempre de protegerse y proteger sus propios intereses. Sea consciente de con quién está tratando y limite sus pérdidas con una estricta política de crédito.

Aaron Tiger ha ejercido la abogacía desde 1978. Además de ser licenciado en derecho por la Universidad de Montreal, también obtuvo una segunda licenciatura en derecho en la Universidad de Ottawa, donde se graduó magna cum laude en 1992. Ha completado el curso de árbitros del Instituto Canadiense de Árbitros, así como el Seminario de Capacitación sobre Mediación y Arbitraje de la DRC en 2004. Domina el inglés y el francés.

El presente artículo no pretende constituir una opinión legal sobre ningún asunto. Favor de comunicarse con su abogado para obtener asesoramiento sobre una situación legal específica.

La DRC invita a los miembros del sector a enviar artículos para su consideración en futuras ediciones de Solutions.