Categories
Sin categorizar

Aceptar o Rechazar

Una vez que ambas partes han acordado hacer negocios y se envía la carga hay normas comerciales que se aplican. Cuando ocurre una venta y se intenta hacer la entrega podría haber dos opciones para el comprador: aceptar o rechazar la carga. Aceptar significa que el comprador toma control de la carga, mientras que el rechazo significa que el comprador se niega a recibir la entrega o ejercer cualquier control sobre la carga. Estos términos tienen definiciones claras y crean derechos y responsabilidades específicas para cada parte. Muchas acciones se toman después de la decisión inicial, pero esta decisión determina quién está en control, y qué acciones deben seguirse a continuación.

Aceptación:
Cuando la carga llega a destino y no es rechazada, hay tres escenarios posibles para completar la transacción:

  1. Aceptar el producto y pagar tal como se ha facturado
  2. Aceptar el producto y solicitar una inspección federal si hay un problema con la condición del producto.
  3. Acordar un nuevo contrato (por ejemplo, consignación, volver a empacar, reemplazar, crédito)

Todas estas tres opciones dejan al comprador en control del producto y responsable del pago, en línea con el acuerdo o con las normas aplicables de la DRC.

Rechazo:
Cuando una empresa rechaza una carga por una razón válida, dicha empresa está devolviendo el título del producto al vendedor. Están diciendo en efecto que dicha carga tiene que retirarse pues no la quieren y no la aceptarán.  La responsabilidad cae entonces sobre el vendedor de retirar el producto y mitigar la pérdida en el producto, sea un rechazo con causa razonable o sin ella.

Si un comprador rechaza el producto sin causa razonable, el vendedor puede no estar de acuerdo y avisará al comprador que están rechazando sin causa razonable. El vendedor puede notificar al comprador de su intención y luego le facturará la diferencia entre el original de la factura y la reventa del producto a un nuevo destinatario.

Es importante tener en cuenta que descargar el camión para cualquier propósito que no sea hacer el producto accesible para una inspección se considerará aceptación y su rechazo deja de ser una opción.

También es importante tener en cuenta que los compradores y vendedores tienen la responsabilidad de mitigar cualquier pérdida si la otra parte falla en actuar. En otras palabras, simplemente no pueden dejar el producto sin mover y que se malogre.

Para mayor información por favor llamar o enviar un correo electrónico al  Escritorio de Asesoría de la DRC:

Escritorio de Asesoría de la DRC | 613-234-0982 | [email protected]